Salud

Características de la pancreatitis aguda


La diabetes tipo 2 puede aumentar su riesgo de pancreatitis aguda.

BananaStock / BananaStock / Getty Images

Su páncreas es un órgano en forma de coma ubicado entre la pared posterior de su estómago y su columna vertebral. En realidad es una glándula con funciones exocrinas y endocrinas. Como glándula exocrina, secreta enzimas digestivas a través de un conducto que ingresa al intestino delgado justo debajo del estómago. Cumple su función endocrina al fabricar y liberar hormonas reguladoras de glucosa directamente en el torrente sanguíneo. La ubicación anatómica y las funciones fisiológicas de su páncreas explican los signos característicos, síntomas y anomalías metabólicas asociadas con la pancreatitis aguda.

Causas múltiples

La pancreatitis aguda se caracteriza por la inflamación reversible de su páncreas. La inflamación pancreática puede iniciarse por varios factores, que incluyen medicamentos, infecciones, tumores pancreáticos y enfermedades autoinmunes, como el lupus. Sin embargo, la mayoría de los casos son causados ​​por cálculos biliares alojados en el conducto pancreático o por abuso de alcohol. Según una revisión de 2009 en el "World Journal of Gastroenterology", se puede identificar una causa específica de pancreatitis aguda en aproximadamente el 80 por ciento de los pacientes.

Síntomas

El síntoma cardinal de la pancreatitis aguda es el dolor abdominal superior que comienza de repente. En la mayoría de los pacientes, el dolor es severo y constante, y se describe como de carácter profundo y aburrido. A menudo penetra hasta la mitad de la espalda, pero también puede irradiarse hacia el pecho, la parte inferior de la espalda o la parte inferior del abdomen. Su dolor puede aumentar si se acuesta boca arriba, pero a menudo se alivia al sentarse, inclinarse hacia adelante con el pecho sobre las rodillas o asumir una posición fetal. Alrededor del 75 al 90 por ciento de los pacientes con pancreatitis aguda también desarrollan náuseas y vómitos.

Examen e Imagen

Dado que muchas afecciones pueden causar síntomas similares a los de la pancreatitis aguda, su médico buscará signos que confirmen su diagnóstico. Un examen abdominal puede revelar hinchazón, sensibilidad o rigidez exquisitas, rigidez debida a contracciones musculares en la pared abdominal. Algunos pacientes con pancreatitis aguda tienen fiebre o presión arterial anormalmente baja. Su médico probablemente le ordenará una ecografía, tomografía computarizada o resonancia magnética de su abdomen. Estas pruebas pueden detectar un cálculo biliar alojado en su conducto pancreático, o pueden revelar hinchazón pancreática o bolsas de líquido alrededor de su páncreas. Esta información ayudará a establecer su diagnóstico y guiará su tratamiento.

Características de laboratorio

Varias pruebas de laboratorio son útiles para diagnosticar pancreatitis aguda. Cuando el páncreas se inflama, libera enzimas digestivas en el torrente sanguíneo. Por lo tanto, los niveles séricos de amilasa y lipasa son típicamente elevados en pacientes con pancreatitis aguda. Del mismo modo, si se aloja un cálculo biliar en su conducto pancreático, ciertas enzimas hepáticas pueden ser más altas de lo normal. Si la inflamación pancreática es grave, su nivel de glucosa en sangre, recuento de glóbulos blancos y nivel de triglicéridos pueden aumentar bruscamente, mientras que su nivel de calcio puede disminuir. Su médico podría ordenar otros análisis de sangre para medir la gravedad de su inflamación pancreática.

Consideraciones

La pancreatitis aguda es relativamente leve en aproximadamente el 80 por ciento de los casos, y la mayoría de los pacientes se recuperan por completo. Aproximadamente el 20 por ciento de los casos de pancreatitis aguda se vuelven severos, y del 2 al 6 por ciento de los pacientes mueren a causa de esta enfermedad. Esta tasa de mortalidad relativamente alta es preocupante a la luz de un aumento observado en la incidencia de pancreatitis aguda en los últimos 40 años. Si bien no se ha identificado la causa de esta tendencia, un estudio publicado en la edición de diciembre de 2010 de "Diabetes Care" citó la epidemia de obesidad como un posible contribuyente. A medida que aumenta la obesidad, también lo hace la incidencia de diabetes tipo 2 y enfermedad de cálculos biliares. Los cálculos biliares son un factor de riesgo bien conocido para la pancreatitis aguda, y algunos de los medicamentos utilizados para tratar la diabetes tipo 2 también pueden aumentar el riesgo. Su médico puede determinar si tiene un mayor riesgo de pancreatitis aguda y hacer sugerencias para reducir ese riesgo, si es necesario.