Aptitud

Respiración anaeróbica y sprint


El sistema anaeróbico aláctico suministra energía cuando un velocista despega.

Jupiterimages / Pixland / Getty Images

Su cuerpo tiene tres formas de producir energía. Estos sistemas le permiten realizar sus actividades diarias y tener un buen desempeño en los deportes. Su sistema de fosfágenos lo ayuda a superar los primeros 30 segundos de movimiento. Luego, su sistema anaeróbico se activa. Le da hasta 180 segundos de energía. Después de unos minutos, su sistema aeróbico se hace cargo. Los nadadores, corredores y ciclistas generalmente realizan menos de un minuto. Estos velocistas, por lo tanto, dependen en gran medida de la respiración anaeróbica. Puede aumentar su poder anaeróbico y, por lo tanto, mejorar su capacidad de correr, cambiando sus protocolos de entrenamiento y haciendo mejores elecciones de estilo de vida.

Mejora el poder anaeróbico

Hacer ejercicio regularmente sigue siendo la mejor manera de mejorar su salud y bienestar. Los científicos siguen divididos sobre cómo el ejercicio produce estos efectos casi milagrosos. Los autores de un informe de abril de 2015 publicado en el Journal of Exercise Rehabilitation evaluaron los muchos beneficios posibles de un programa de ejercicio de ocho semanas. El protocolo presentaba muchos tipos de ejercicios, como correr, saltar y levantar objetos. Después de dos meses, tanto mujeres como hombres mostraron un aumento dramático en la capacidad y el poder anaeróbico. Los participantes también mejoraron su composición corporal, resistencia y fuerza.

Comprender el entrenamiento hipóxico

Exponer a las personas con hipertensión a breves períodos de bajo oxígeno les ayuda a combatir esta enfermedad degenerativa. Este protocolo, conocido como "entrenamiento hipóxico", funciona al fortalecer el sistema cardiovascular, por lo que puede ayudar a los atletas a aumentar su nivel de condición física. Un experimento descrito en la edición de enero de 2018 del Journal of Strength and Conditioning Research probó esta hipótesis en velocistas. Los resultados mostraron que el bajo nivel de oxígeno aumentó el poder anaeróbico de los corredores. Curiosamente, el entrenamiento con alto oxígeno no afectó el poder anaeróbico. Los mecanismos detrás de estos efectos siguen siendo desconocidos, pero el ácido láctico puede desempeñar un papel importante. Las ráfagas cortas de ejercicio intenso producen esta toxina que gradualmente ralentiza a los atletas. El entrenamiento hipóxico redujo en gran medida la producción de ácido láctico de los velocistas, según el informe de enero de 2018.

Duerme bien

Los científicos saben desde hace tiempo sobre los efectos negativos de la falta de sueño. La pérdida de sueño afecta los procesos corporales que van desde la digestión hasta la memoria. También puede desempeñar un papel en el rendimiento deportivo. Una revisión de febrero de 2015 en Sports Medicine analizó la relación entre la privación del sueño y el poder anaeróbico. Los atletas de muchos deportes mostraron una reducción en el poder anaeróbico con tan solo cuatro horas de pérdida de sueño en una sola noche. Estos atletas también se quejaron de tener que trabajar más duro después de la falta de sueño. Dados estos hallazgos, los autores de este artículo argumentaron que los cambios negativos en el estado de ánimo de los participantes causaron la disminución del poder anaeróbico. Un experimento descrito en la edición de octubre de 2017 de Physiology and Behavior respalda esta idea. Este estudio probó las hormonas, la fatiga y el estado de ánimo de las jugadoras de fútbol después de una intensa serie de carreras. Los resultados indicaron que el estado de ánimo de los jugadores se degradaba a medida que aumentaba su fatiga anaeróbica.

Sáltate la cafeína

Muchas personas beben cafeína para aumentar su estado de alerta. Los atletas también han usado este medicamento para mejorar el rendimiento desde que la Agencia Mundial Antidopaje levantó su prohibición de la cafeína en 2004. Sin embargo, la relación entre la ingesta de cafeína y el poder anaeróbico sigue sin estar clara. Un informe de octubre de 2014 en el European Journal of Sport Science probó los posibles efectos del uso de cafeína en las carreras de ciclismo. Sorprendentemente, los autores no pudieron encontrar ninguno de los supuestos efectos de la cafeína para mejorar el rendimiento. Luego decidieron evaluar más cuidadosamente sus datos. Los investigadores notaron que la ingesta de cafeína aumentó el ácido láctico, y sospecharon que este cambio contrarrestaba cualquier efecto beneficioso de la cafeína. Por lo tanto, los velocistas deben evitar la cafeína, ya que aumenta el ácido láctico. También causa muchos efectos secundarios, según un artículo de marzo de 2018 en el Journal of Preventive Medicine and Hygiene.