Nutrición

La dieta del jugador de hockey


El abastecimiento de combustible y el reabastecimiento de combustible es clave para la resistencia del hockey.

Jupiterimages / Photos.com / Getty Images

Patinar de 30 a 60 segundos a la vez puede no parecer físicamente exigente hasta que lo hagas repetidamente durante un juego de hockey sobre hielo. Los jugadores de hockey son sin duda algunos de los atletas más en forma, ya que su deporte exige repentinamente velocidad, potencia y resistencia. Estar alimentado adecuadamente puede marcar la diferencia en el tercer período, cuando es más importante. La dieta del jugador de hockey tiene que ver con el combustible adecuado para el juego, así como el reabastecimiento de combustible para mantener las necesidades de energía.

Necesidades diarias y combustible previo al juego

Los carbohidratos son la fuente primaria y preferida de combustible para el cuerpo y son esenciales para cualquier atleta. Sin los carbohidratos adecuados almacenados en el músculo como glucógeno, el cuerpo se ve obligado a tomar proteínas del músculo para quemar como combustible. El objetivo de tener comidas ricas en carbohidratos que también incluyan proteínas magras y grasas saludables puede alimentar a un atleta a diario y antes de un juego. Una comida como la avena y la fruta proporciona los carbohidratos necesarios, mientras que agregar leche y nueces proporciona proteínas y una fuente saludable de grasa. Comer una comida tres o cuatro horas antes de un juego, seguido de una merienda ligera de fruta o una bebida deportiva dentro de una hora del juego, puede completar los carbohidratos y líquidos.

Combustible post-juego

Reemplazar los carbohidratos perdidos e incluir proteínas para la reparación muscular es esencial para la recuperación, especialmente cuando se juegan dos juegos en un día. Comer o beber lo antes posible después de salir del hielo, preferiblemente dentro de los 30 minutos, y comer dentro de las dos horas puede marcar la diferencia en el rendimiento durante el segundo juego o los días siguientes. Algunos atletas encuentran que tomar bebidas deportivas o leche con chocolate se tolera mejor después de un juego duro que comer alimentos sólidos. Combine estas bebidas con fruta, una barra de granola o deportiva, o mantequilla de maní en un bagel para aumentar los carbohidratos y las proteínas. Haga un seguimiento con una comida rica en carbohidratos como pasta con salsa de carne y una fruta, o un sándwich de pavo y queso con leche y una manzana.

Necesidades de hidratación

A pesar de estar en una capa de hielo congelada, los jugadores de hockey pierden una cantidad significativa de líquidos al sudar durante las prácticas y los juegos. El agua suele ser adecuada para prácticas y juegos que duran 60 minutos o menos. Después de 60 minutos, el jugador puede beneficiarse de bebidas deportivas, geles o frijoles para reemplazar los carbohidratos y electrolitos perdidos como el sodio y el potasio. Estos deben ser consumidos con agua adecuada para evitar problemas gástricos. Un atleta que está bien hidratado durante toda la semana, antes y después de patinar, se desempeñará y se recuperará mejor.

Bocadillos para llevar

Los juegos o prácticas temprano en la mañana pueden evitar que los jugadores de hockey tomen un desayuno completo antes de golpear el hielo. Comer o beber algo es mucho mejor que no tener nada en absoluto. El almacenamiento de alimentos portátiles como mezcla de frutos secos, granola o barras deportivas, puré de manzana o tazas de frutas, cecina, bagels, tazas individuales de mantequilla de maní e incluso bolsas de cereal seco listo para comer puede proporcionar una fuente rápida de carbohidratos. En general, los atletas deben esforzarse por tener una dieta rica en carbohidratos nutritivos como granos enteros, frutas y verduras para proporcionarles energía; proteínas magras como pollo, pavo, carne de res y pescado para la reparación muscular y el crecimiento; y grasas saludables de nueces, semillas, aguacates o aceite de oliva para proporcionar las calorías y antioxidantes necesarios.

Recursos (2)