Nutrición

La importancia de las vellosidades y el intestino delgado para la digestión de nutrientes


El intestino delgado es importante para la digestión y la absorción de nutrientes de los alimentos.

Jupiterimages / Photos.com / Getty Images

El intestino delgado es la porción del tracto digestivo que conecta el estómago y el intestino grueso. El intestino delgado consta de tres partes diferentes: el duodeno, el yeyuno y el íleon. El intestino delgado contiene pequeñas proyecciones de tejido en forma de dedo llamadas vellosidades que aumentan la superficie del intestino y contienen células especializadas que transportan sustancias al torrente sanguíneo. Aunque estas vellosidades no ayudan en la digestión de nutrientes, sí ayudan con la absorción de nutrientes.

Digestión mecánica

La digestión en el intestino delgado ocurre a través de dos procesos diferentes. La primera, la digestión mecánica, ayuda a separar los alimentos del estómago en trozos más pequeños. En el intestino delgado, los músculos que rodean las paredes intestinales se contraen para rodar, mezclar y picar la comida parcialmente digerida, también conocida como quimo. Estas contracciones musculares ocurren varias veces por minuto, de modo que el quimo se mueve hacia adelante y hacia atrás. Otros músculos impulsan gradualmente el quimo a través del tracto digestivo a través de un proceso llamado peristaltismo. Debido a que las vellosidades no son musculares, no contribuyen a este proceso.

Digestión química

Además de la digestión mecánica, los alimentos del estómago se descomponen químicamente. Los ácidos producidos por el estómago y las enzimas secretadas por el estómago y el páncreas digieren aún más los carbohidratos, lípidos y proteínas que se encuentran en los alimentos. Se encuentran enzimas adicionales que ayudan a descomponer las proteínas y los carbohidratos en una porción de las vellosidades conocida como borde en cepillo. Estas enzimas del borde en cepillo descomponen los nutrientes en componentes lo suficientemente pequeños como para ser absorbidos.

Vellosidades y Absorción

Aunque las vellosidades juegan un papel en la digestión, también son esenciales para la absorción de nutrientes digeridos. Las células de las vellosidades y otra parte del intestino delgado, conocidas como las criptas, transportan los alimentos desde el tracto digestivo al torrente sanguíneo, donde pueden ser utilizados por el cuerpo. Las vellosidades ayudan a la absorción al aumentar la superficie del intestino y contienen células especializadas que transportan diferentes tipos de nutrientes a la sangre.

Disfunción de las vellosidades

Cualquier cosa que cause inflamación de las vellosidades en el intestino delgado puede afectar la digestión y la absorción. Una causa importante del daño de las vellosidades es la enfermedad celíaca, un trastorno causado por una reacción inmune al gluten. Cuando las personas con enfermedad celíaca comen gluten, la inflamación atenúa las vellosidades, lo que les impide participar de manera efectiva en la descomposición y absorción de nutrientes. Otras afecciones, como la enfermedad de Crohn, también pueden afectar el intestino delgado y provocar la mala absorción de nutrientes.