Aptitud

Cómo mantener tus brazos pulidos


Los entrenamientos de fuerza te brindan armas de las que estar orgulloso.

Jupiterimages / Brand X Pictures / Getty Images

Comer una dieta saludable y hacer ejercicio aeróbico no es suficiente para mejorar tus brazos. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan dos sesiones de entrenamiento de resistencia cada semana, además de 75 minutos de ejercicios aeróbicos vigorosos. Si desea brazos musculosos y tonificados que llamarán la atención, apunte sus brazos con ejercicios de resistencia. No permita que las excusas, como no tener un juego de pesas libres o acceso a un gimnasio, lo detengan. Puede usar su peso corporal como resistencia o comprar un conjunto económico de bandas de resistencia al ejercicio.

1.

Pruebe diferentes variaciones de su antigua rutina, para que no se aburra. Por ejemplo, alternar flexiones regulares con flexiones verticales, flexiones con una sola pierna, flexiones sobre una pelota o flexiones con bomba de buceo.

2.

Añadir resistencia con el tiempo. Por ejemplo, si está completando fácilmente de 8 a 10 repeticiones de flexiones de bíceps con una banda de ejercicio de menor resistencia, cambie a una banda más gruesa y de mayor resistencia o apriete la banda que está utilizando para aumentar la resistencia.

3.

Introduce nuevos ejercicios de brazos en tu rutina. Sustituya los ejercicios de brazos que nunca antes había probado, como el aumento de porristas, por ejercicios a los que se haya acostumbrado, como jerseys con mancuernas, y desafíe los músculos de sus brazos de nuevas maneras mientras mantiene su interés en hacer ejercicio.

4.

Agregue ejercicios adicionales que trabajen sus tríceps. El tríceps representa dos tercios de la parte superior de los brazos, según "Fitness". Concéntrese en esta área para agregar dimensión rápidamente haciendo extensiones de tríceps, inmersiones y flexiones de tríceps.

5.

Incorpora yoga en tu rutina de brazos. El entrenamiento de yoga puede hacer que los músculos de los brazos y los hombros sean más flexibles, lo que le permite ir al gimnasio con más fuerza durante su próximo entrenamiento con los brazos. Pruebe posturas como los saludos de cobra y sol.

Cosas necesarias

  • Bandas de resistencia al ejercicio

Propina

  • Concéntrese en la forma correcta para maximizar los resultados. Exhale durante la fase activa o de resistencia del ejercicio e inhale cuando regrese a la posición inicial.

Advertencia

  • La mayoría de las personas pueden comenzar a hacer ejercicio sin consultar primero con un médico. Sin embargo, si está en un grupo de alto riesgo, como aquellos con artritis, diabetes, problemas cardíacos u obesidad, consulte primero con su médico.