Deportes

Cómo levantar la pierna de atrás cuando saltas


Tanto la pierna delantera como la trasera deben estar paralelas al piso.

Photodisc / Photodisc / Getty Images

Una combinación de elegancia, fuerza y ​​atletismo se traduce en la realización de un gran jete, que es un salto de ballet de nivel intermedio donde las piernas de la bailarina se extienden en una división completa mientras vuelan por el aire. Un problema común que encuentran las bailarinas cuando aprenden el gran jete, que se traduce en un gran salto, es levantar la pata trasera hasta la parte delantera. La fuerza en los glúteos y los isquiotibiales, junto con la flexibilidad en las caderas y la parte interna de los muslos, es clave para un vuelo elegante y uniforme por el aire.

1.

Calienta tus músculos antes de practicar tus saltos con 10 a 20 minutos de movimientos de ballet realizados primero en la barra y luego en el centro de la habitación. Considere ejercicios como relevos, capas, tendu, degage y grand battement. Practique divisiones completas en el piso y saltos simples en el aire durante otros 10 minutos después del calentamiento.

2.

Involucre los músculos en su núcleo, glúteos y espalda para mantener su cuerpo fuerte y estable; Obtener estabilidad de su núcleo permite que sus piernas se muevan libremente en el salto.

3.

Inicia el salto con un gran golpe. Deslice su pierna de trabajo hasta la primera posición y levántela en el aire en un ángulo de 90 grados. Cepille el piso con su pie de trabajo con fuerza para ganar potencia e impulso del piso.

4.

Empuje del suelo con la segunda pierna, o la espalda, una vez que la pierna delantera esté en el aire a 90 grados. Ambas piernas deberían ayudar con el levantamiento; la pierna delantera te empuja hacia adelante y la pierna trasera empuja para ayudar. La pierna trasera, a menudo el punto problemático para muchos bailarines, debe levantarse del piso con el mismo impulso que la pierna delantera; cuanto más fuerte sea el impulso, más fácil será levantar la pierna trasera a 90 grados.

5.

Levanta tus manos sobre tu cabeza en quinta posición. Mantenga los brazos en alto activando los músculos de la espalda y la espalda. Mantenga las líneas curvas de los brazos y mantenga presionados los hombros hacia abajo.

6.

Empuje sus caderas hacia adelante al empujar el piso para ayudar a su cuerpo a viajar en el aire. Mantenga las caderas cuadradas y su torso centrado sobre su pelvis.

7.

Extienda a través de su pierna trasera para ayudarla a elevarse hasta que quede paralela al piso. Llegue a los dedos de los pies detrás de usted, lo que ayudará a activar sus isquiotibiales y glúteos, lo que le permitirá levantar y mantener la pierna en su lugar.

8.

Aterrice su pierna delantera en un plie, o con la rodilla doblada y la pierna doblada. Evite aterrizar cualquier salto o salto con una pierna recta.

Consejos

  • Realice ejercicios de entrenamiento de resistencia para fortalecer sus glúteos e isquiotibiales dos o tres veces por semana. Considere peso muerto, estocadas y puentes.
  • Estírate regularmente para aumentar tu flexibilidad en tus muslos y caderas. Permita que sus músculos aumenten su elasticidad gradualmente; evite empujar sus músculos para que se estiren más allá de su capacidad natural.

Advertencia

  • Consulte con su médico antes de comenzar una práctica de ballet.