Aptitud

¿Correr hace que tu trasero sea más grande o más pequeño?


Correr escaleras o colinas construye tus glúteos.

Ryan McVay / Photodisc / Getty Images

La forma en que te quedas en los jeans depende en gran medida de tus genes. Sin embargo, correr puede ayudar a esculpir tu trasero. Dependiendo del tipo de carrera que hagas - sprints cargados o carreras de resistencia largas - puedes hacer que tu trasero sea más grande o más pequeño. Para bajar de peso, debe combinar un régimen de ejercicio con una dieta adecuada para lograr un déficit de calorías.

Colinas y tu parte trasera

El entrenamiento de velocidad emplea una técnica llamada carga de velocidad, en la que aumenta la resistencia en un entrenamiento de carrera. Varias formas de cargar un sprint incluyen correr colinas o escaleras y tirar de un cobertizo, neumático o paracaídas. Cuando haces sprints cuesta arriba, la demanda de tus glúteos equivale a un levantamiento olímpico, según el entrenador Brad Hudson en "Corre más rápido: 6 métodos de carrera adaptativos" en "Tiempos de ejecución". diseñado para desarrollar masa muscular y potencia, haciendo que tus glúteos sean más grandes. Usando una pendiente de 6 a 10 por ciento, realice uno o dos sprints de 10 segundos al final de una carrera fácil. Camina cuesta abajo para recuperarte del sprint, minimizando el impacto en tus rodillas. Agregue una repetición semanal hasta que pueda hacer un conjunto de ocho sprints.

Nalgas más grandes en una playa

Correr sobre arena es similar a correr con pesas en los tobillos. Puedes aumentar la carga de una carrera y construir tus glúteos. Según un estudio de 1998 publicado en "The Journal of Experimental Biology", investigadores con sede en Bélgica descubrieron que correr sobre arena requiere 1,6 veces más energía que correr sobre una superficie dura, como el pavimento. Tu trasero tiene que trabajar más duro para plantar los pies, desplazar la arena y luego levantar los pies nuevamente. La arena también presenta una superficie inestable, lo que aumenta la intensidad del entrenamiento y activa la musculatura central.

Largas carreras y el trasero desaparecido

Para mantener su salud, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que un adulto realice 150 minutos de actividad moderadamente intensa, como caminar a paso ligero, o 75 minutos de cardio riguroso, como correr, por semana. Realizar recorridos más largos de hasta 60 minutos diariamente o al menos duplicar la recomendación semanal de actividad cardiovascular de los centros puede ayudar a quemar el exceso de grasa en todo el cuerpo, lo que puede incluir las nalgas. La reducción de manchas es un mito. No puede apuntar a una región particular de su cuerpo para perder peso. En concierto con las carreras de resistencia, deberá seguir un plan nutricional equilibrado que induzca un déficit de calorías. Perder una libra por semana requiere un déficit de 500 calorías por día.

Explosiones breves para la quema de cohetes

Un método de entrenamiento en el que realices ráfagas cortas de ejercicio de alta intensidad seguido de períodos de descanso activo puede acelerar tu metabolismo y quemar más calorías. Por ejemplo, un entrenamiento de intervalos de alta intensidad puede consistir en 20 a 30 minutos de sprints de 15 segundos en una cinta de correr a un nivel de intensidad de 8, según la "Biblia de culturismo natural para hombres" de Tyler English. Siga cada sprint con un período de recuperación de 30 segundos de carrera tranquila a un nivel de intensidad de 4 o 5. Haga de 5 a 10 minutos de cardio ligero para calentar y evitar lesiones. Si bien este tipo de entrenamiento puede ayudar a recortar el trasero y requiere menos tiempo, evítelo si tiene algún problema cardíaco o está comenzando un régimen de ejercicios.