Aptitud

Posturas de yoga para la circulación de la espalda


El yoga ofrece una amplia variedad de estiramientos de espalda efectivos.

Las rutinas de estiramiento como el yoga no solo relajan los músculos tensos. Incluso una sola sesión de estiramiento puede mejorar la circulación, según un estudio de 2013 publicado en "International Heart Journal". Si eres nuevo en el yoga o un yogui dedicado, una buena clase de yoga ofrecerá varios estiramientos para mejorar la circulación de la espalda.

Poses para principiantes

Para los yoguis principiantes, la postura del gato puede ayudar a estirar el dolor de espalda. Ponte de manos y rodillas, luego arquea la espalda, estira los músculos abdominales. Luego relaja la espalda, empuja tus abdominales hacia el piso y adopta la postura de la Vaca, alternando entre las dos posiciones durante cinco a 10 segundos a la vez. A continuación, intente un giro lateral. Siéntese en una posición neutral, como de rodillas, y gire lentamente hacia el lado derecho hasta que sienta un estiramiento en la espalda. Mantenga durante 20 segundos, luego gire hacia el lado izquierdo. Finalmente, relájate con la pose del niño. Siéntate de rodillas y extiende los brazos hacia afuera, bajando el torso y la cabeza al suelo durante 30 segundos.

Poses intermedias

Después de haber dominado algunas poses básicas, puede graduarse a otras un poco más desafiantes. Prueba con el perro mirando hacia abajo, durante el cual te agachas y mantienes la espalda recta para tocar el suelo. Mantenga las puntas de los pies en el piso, con el torso y las piernas en ángulo diagonal para formar una forma de V invertida. Luego, acuéstate boca arriba y prueba la pose de pescado. Con las piernas estiradas y la cabeza apoyada en el suelo, arquee la espalda, levantando ligeramente el torso y manténgalo así durante al menos 30 segundos.

Poses para expertos

Para los aficionados al yoga, agregar algunas poses más desafiantes a su repertorio diario puede mantener fluyendo la sangre en su espalda. Prueba la postura del arco. Acuéstese sobre su estómago, luego levante el torso y doble las piernas, estirando la mano para agarrar los pies. Entonces intente arar pose. Acuéstese sobre su espalda, luego patee sus piernas hacia atrás para que sus pies toquen el piso detrás de su cabeza. Solo su cabeza, cuello y hombros deben permanecer en el piso.

Consejos y seguridad

Al igual que con cualquier forma de ejercicio, si alguna postura se siente incómoda, aléjese de ella o pregúntele a su instructor si hay una forma de modificar la postura para que sea más fácil. El yoga pone un fuerte énfasis en la respiración, y tus respiraciones deben coordinarse con tu movimiento. Concéntrese en tomar respiraciones largas y lentas que inflen su estómago, luego exhale lentamente y estire su estómago mientras se mueve.