Aptitud

Cómo quemar bolsas de grasa


La dieta y el ejercicio regular pueden reducir las bolsas de grasa no deseadas.

Ya sea que se trate de alforjas, alas de murciélago, manijas de amor, voladizo de sujetador u otros bolsillos gordos, eliminarlos requiere un enfoque de pérdida de peso de cuerpo completo. La reducción de manchas, que es la noción de que puede reducir la grasa de áreas seleccionadas de su cuerpo, es imposible. Para quemar grasa y no recuperarla, coma una dieta sensata y haga que el entrenamiento cardiovascular y de fuerza forme parte de su estilo de vida. Cuando se reduce la grasa corporal, la grasa en las áreas problemáticas también se reducirá.

1.

Mire lo que come para que pueda reducir su consumo de calorías. Para perder 1 libra de grasa por semana, se necesita un déficit de 500 calorías por día. MayoClinic.com sugiere contribuir a esto omitiendo uno o dos artículos altos en calorías al día, comiendo porciones más pequeñas y reemplazando los alimentos poco saludables y cargados de calorías con alternativas saludables y bajas en calorías. Por ejemplo, coma un panqueque de 4 pulgadas en lugar de un panqueque de 6 pulgadas y omita los postres y los refrescos azucarados o reemplácelos con fresas y agua.

2.

Haga ejercicio con 150 minutos de ejercicio cardiovascular por semana, según lo recomendado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Cardio quema calorías que se suman a su déficit calórico. Puede incluir trotar, nadar, andar en bicicleta, saltar la cuerda o hacer ejercicio en una escaladora o máquina elíptica. Haga la prueba de conversación mientras hace ejercicio; Si puedes mantener una conversación, pero no cantas tu canción favorita, estás haciendo ejercicio con la intensidad adecuada.

3.

Integre el entrenamiento por intervalos en su rutina de ejercicio cardiovascular en uno o dos días. Según los hallazgos del estudio en la Universidad de Guelph, el entrenamiento de intervalos puede mejorar su condición cardiovascular y ayudarlo a quemar más grasa, porque su cuerpo tiene que trabajar más. Incorpore una explosión breve y vigorosa en su rutina de cardio. Por ejemplo, andar en bicicleta a un ritmo moderado durante dos o tres minutos, y luego acelerar a un ritmo intenso durante uno o dos minutos. Alterna entre las intensidades a lo largo de tu entrenamiento.

4.

Programe el entrenamiento de fuerza en al menos dos días no consecutivos de la semana. Apunte a sus principales grupos musculares con ejercicios que apuntan a múltiples articulaciones y músculos para una quema calórica y un mantenimiento muscular óptimos. Por ejemplo, realice ejercicios, como flexiones, levantamientos muertos, press de banca, filas dobladas, sentadillas y estocadas. Incorpora circuitos de entrenamiento periódicamente para optimizar la quema de grasas y calorías. Realice una serie de ejercicios múltiples de entrenamiento de fuerza consecutivamente con un descanso mínimo en el medio. Los ejercicios combinados, como hacer estocadas junto con flexiones de bíceps o sentadillas combinadas con prensas aéreas, también pueden optimizar sus resultados.

5.

Apunte sus áreas problemáticas con ejercicios de entrenamiento de fuerza como parte de su rutina de entrenamiento de fuerza. Por ejemplo, si las manijas amorosas son un problema, realice sentadillas y abdominales en bicicleta; si las alforjas son un problema, haz estocadas laterales y sentadillas; Si sus axilas están flácidas, apúntelas con saltos de tríceps y sobornos con mancuernas. Estos ejercicios pueden fortalecer sus músculos debajo de la grasa no deseada, de modo que cuando la grasa se reduzca, tendrá un físico bien definido.

Consejos

  • Para aprender la forma adecuada de ejercicio, considere contratar a un entrenador personal.
  • Comience a hacer ejercicio gradualmente para evitar lesiones. Dependiendo de su nivel de condición física, es posible que tenga que comenzar a caminar enérgicamente durante 15 minutos, tres veces por semana, y una serie de cada ejercicio de entrenamiento de fuerza. Construya lentamente desde aquí y extienda gradualmente la duración e intensidad de su ejercicio.

Advertencia

  • Consulte con su médico antes de comenzar su rutina de pérdida de peso para asegurarse de que el régimen elegido sea seguro y adecuado para su condición física.