Aptitud

Calorías quemadas de una cuerda de saltar vs. una cinta de correr


Saltar la cuerda es una forma sencilla de quemar calorías diariamente.

Thinkstock / Comstock / Getty Images

Ya sea que haya decidido comenzar a hacer ejercicio como una forma de perder algunas libras o simplemente espere evitar la propagación de la mediana edad, saltar la cuerda y usar una cinta de correr son dos ejercicios para considerar agregar a su entrenamiento. En general, cada actividad quema calorías rápidamente, lo que puede ayudarlo a realizar un entrenamiento aeróbico completo en un período de tiempo relativamente corto cada día.

Salta hacia un mejor cuerpo

Algunas personas piensan que saltar la cuerda es un pasatiempo para los niños, pero este ejercicio no es un juego de niños. Saltar la cuerda es un ejercicio aeróbico que puede usar no solo para quemar calorías, sino también para aumentar la velocidad de sus pies y elevar su resistencia cardiovascular. El sitio web HealthStatus informa que una persona que pesa 200 libras quema 456 calorías durante una sesión de saltar la cuerda de 30 minutos. Saltar la cuerda continuamente durante más de unos minutos a la vez puede ser difícil. En lugar de reducir su intensidad y, por lo tanto, reducir la velocidad a la que quema calorías, brinque la cuerda durante varios intervalos cortos para aprovechar al máximo el ejercicio.

Jog Away the Pounds

La naturaleza exacta de su entrenamiento en la cinta de correr dicta la rapidez con la que quemará calorías. Caminar, por ejemplo, quema calorías a un ritmo significativamente más lento que correr. HealthStatus señala que una persona de 200 libras quema 198 calorías en 30 minutos de caminata a 3 mph y 234 calorías en 30 minutos de caminata a 4 mph. Si puede mantener un ritmo de carrera, espere quemar más calorías. La misma persona quema 384 calorías en 30 minutos de trote a 5 mph y 456 calorías en 30 minutos de trote a 6 mph.

Establecer una meta semanal

Un solo ejercicio de saltar la cuerda o caminar o trotar en la cinta elevadora elevará su ritmo cardíaco y lo ayudará a sudar, pero encontrar tiempo para realizar cualquiera de los ejercicios varias veces por semana le dará una serie de beneficios para la salud. El Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. Recomienda hacer un mínimo de 150 minutos de ejercicio aeróbico de ritmo moderado cada semana. Si no tiene suficiente tiempo libre para cumplir con esta guía, aumente su ritmo y apunte durante 75 minutos.

Mejora tu cuerpo y mente

Su cuerpo le agradecerá por encontrar tiempo para incluir saltar la cuerda o usar una cinta de correr en su entrenamiento semanal. Ambas formas de ejercicio proporcionan un entrenamiento aeróbico, que puede beneficiar a su cuerpo y mente. El ejercicio aeróbico puede reducir su estrés, por lo que es una actividad ideal para realizar al final de su jornada laboral. Otros beneficios de esta forma de ejercicio incluyen mayor resistencia, mejor salud cardíaca, presión arterial más baja y un sistema inmunológico más fuerte.

Recursos (2)